Bela: en el Olimpo del deporte

El número uno del pádel mundial, Fernando Belasteguín, acaba de conseguir en el Open de Valladolid su título número 200. Su palmarés bate todos los récords de este deporte.

Bela: en el Olimpo del deporte

Quién le iba a decir a aquel niño travieso que viajaba con 13 años en colectivo desde su Pehuajó natal hasta la gran capital de Buenos Aires para disputar sus primeros torneos, quién le iba a decir que esas largas horas en transporte público, en las que suplicaba al conductor que le encendiera la luz para poder estudiar sus exámenes y evitar así la regañina de sus padres, iban a dar sus frutos en forma de victorias que rompen los moldes de todas las estadísticas del pádel. 200 títulos de 238 finales disputadas.

A fuego lento, a golpe de cabeza y mucho tesón comenzó a fraguarse la leyenda del señor Fernando Belasteguín.

bela-campeon

Con tan sólo 22 años, al lado de Juan Martín Díaz se posicionaron en lo alto del ranking (desde entonces Bela no se ha bajado del pedestal)

Junto al marplatense dominaron el pádel durante más de una década. Fue el reinado más longevo en la historia de este deporte.

En 13 años, llegaron a 178 finales y ganaron 158, y fue la única pareja hasta la fecha capaz de mantenerse durante un año y 9 meses invictos.

De esa época Belasteguín recuerda muchas batallas, pero con especial cariño una del 2004.

Lisboa pone a prueba el imperio de Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin

Mundial de Pádel en Argentina, gran final, Juan y Bela frente a frente contra Gaby Reca y Sebastián Nerone, sus rivales inmediatos de entonces.

“Recuerdo ese durísimo tercer set en el que yo no andaba nada fino, me estaba venciendo la ansiedad, y ahí Juan me sacó adelante y pudimos proclamarnos campeones. Recuerdo una gran carga sentimental en ese campeonato, con lágrimas en la entrega de premios incluida”.

Lima-y-Bela

Su gran apuesta llegó en agosto de 2014 cuando comunicó que en 2015 ya no jugaría con Juan Martín Díaz. Y que comenzaría una nueva etapa al lado de su archienemigo Pablo Lima.

Una noticia que revolucionó el mundo del pádel. Y que muchos no supieron entender. Pero con la cabeza que lo caracteriza, Belasteguín hizo oídos sordos escuchando como siempre, únicamente a su corazón.

Las estadísticas afirman que no fue un error.

Tras esos 13 años, ha seguido en su línea ascendente. Desde su último partido con Juan Martín Díaz ha disputado 20 torneos y ha ganado 18.

11 en 2015 con Pablo Lima, 2 con Willy Lahoz en ausencia del brasileño por lesión y sólo esta temporada suma cinco de los seis torneos disputados.

Abrazo-Bela-Lima

Su historia con Lima no empezó del mejor modo. Primer torneo y primera lesión de Pablo. No perdió ritmo el argentino, ganó dos torneos consecutivos con Guillermo Lahoz, contra todo pronóstico.

“Nunca olvidaré el segundo título en la isla de la Palma con Willy porque los dos veníamos hechos polvo, estábamos enfermos y habíamos ganado ya el de San Fernando, ni nosotros mismos creíamos que pudiéramos lograrlo. Pero llegó y todavía se me eriza la piel cuando lo recuerdo”.

Bela-y-Lima-saludan-puños

Su primer título al lado de Pablo cuando regresó a las pistas en el Open de Río Gallegos fue un sueño y el principio de otra bonita historia de éxitos. A partir de ahí, levantaron título en los torneos que jugaron hasta el Master Final, sumando la friolera de 11 trofeos.

“La celebración de Río Gallegos fue especial. Yo tenía miedo de que Pablo se sintiera presionado por haber ganado yo dos torneos al lado de Willy Lahoz. Me preocupaba que la presión le pasara factura en la pista. Pero resolvió con la entrega y la garra que siempre pone en pista. Y eso que perdimos un set, pero pudimos darle la vuelta y eso nos acabó de unir como pareja.”

Bela y Lahoz hacen su sueño realidad

Una de sus cualidades dice el argentino, es saber escoger y sacar el máximo de su compañero. Y parece que en Lima encontró el depredador perfecto. Sólo esta temporada han ganado 5 títulos de 6 torneos disputados.

Pero si diseccionamos las estadísticas, los datos abruman. De los 25 partidos jugados, han perdido uno (las semifinales de Valencia contra Paquito Navarro y Sanyo Gutiérrez). De los 46 sets que han jugado este 2016, han perdido 3.

Bela es el único jugador del circuito que sólo puede verse superado por sus propias estadísticas. Hasta 2031, ningún jugador podrá batir el récord de estar 14 años de manera consecutiva como número uno.

Acumula un total de 63 partidos seguidos sin conocer la derrota en World Padel Tour. Su ex compañero Juan Martín Díaz, es el segundo en la lista con 33 partidos consecutivos sin perder.

bela-salto

Pero eso no importa.  El domingo en la final del Open de Valladolid, mientras jugaba a pleno sol, con el público gritando el nombre de sus rivales más temidos, en su mente sólo escuchaba el rumor de ganar cada bola para conseguir el título número 200 de su carrera deportiva, con el que seguir bordando su palmarés.

El marcador siempre está de su lado. Aunque no la grada. El público desea ver a otros protagonistas coronarse en el circuito. Pero de momento, el trono es suyo. Y para batir esos records, hay que tener madera y mucha constancia.

“Desde fuera parece fácil, pero Pablo y yo nos matamos a entrenar y tenemos un listado de 20 cosas a mejorar después de cada torneo. Y vamos a cada torneo sabiendo que podemos perder contra todos nuestros rivales”.

Le preguntamos al argentino de oro si no le entra una borrachera de éxito ante tanta cifra. Su respuesta no tiene parangón.

“Afortunadamente mi equipo y mi mujer me ponen los pies en la tierra. El lunes recién llegado del duro torneo en Valladolid, mi esposa me tenía preparada encima de la mesa una extensa lista de la compra que tenía que hacer en mi mañana libre…Así te puedo asegurar que se te olvida cualquier logro, ja,ja”.

Nos quedamos con la duda de si en la lista de la compra de Belasteguín, habrá incluido alguna licencia gastronómica con la que darse un homenaje por sus 200 títulos. Aunque conociendo al número uno, ya estará con la mente puesta en cómo mejorar ese arranque de partido algo frío con el que suele comenzar el argentino.

Porque Bela siempre compite contra Bela. Y no lo duden, luchará por volver a batir sus propias marcas.

Más noticias

Socio Principal

Patrocinadores Premium

Patrocinadores Oficiales

Patrocinadores Técnicos

Proveedores