Volver a creer en los proyectos a largo plazo

En los últimos dos años empezamos a ver algo que no era habitual antiguamente. Nos referimos a los cambios de compañero a mitad de temporada, y lo que es aún más sorprendente, más de un cambio en el mismo año. ¿Cuál es la razón?

Volver a creer en los proyectos a largo plazo

Por Rodrigo Ovide *

Sin duda los cambios de pareja más frecuentes que se han instaurado en el pádel profesional, obedecen a la búsqueda de resultados inmediatos, a la presión por tener que conseguir victorias en todos los torneos, sin importar o respaldar un trabajo o proyecto con el fin de crecer deportivamente.

Existen dos umbrales por los cuales se producen muchos cambios:

  • El corte para entrar a cuadro o quedarse en previa.
  • Entrar dentro de las 8 primeras parejas.

Hay una frase que me quedó grabada y me la dijo nada menos que Juan Martín Díaz, no importa el rival, para ser número 1 hay que ganarles a todos, antes o después, pero hay que ganarles, por lo que si tienes condiciones y trabajas día a día con tu equipo con un objetivo claro, lo podrás llevar a cabo.

Por eso es vital no perder el foco, sobre todo los jóvenes, de mejorar día a día y hacer un proyecto a futuro.

allemandi-silingo

Cambiar constantemente trae muchos trastornos:

  • Adaptarse a otra persona (costumbres, formas de interpretar el juego, etc.)
  • La elección del entrenador o acostumbrarte a uno nuevo.
  • Cambiar el ámbito donde se entrena.
  • La confianza, al hacer tantos cambios, es difícil mantenerla en alto.

Todos estas variantes hacen que acostumbrarse lleve un tiempo, tiempo que no hay en medio de una temporada, ya que se quieren resultados inmediatos. Por eso, a la primera incomodidad, se busca una opción mejor.

Estamos viendo últimamente que en muchos casos los jugadores entrenan solos con su entrenador y su compañero con otro, aun viviendo en la misma ciudad. Por mi experiencia les diré que eso no funciona.

Se está dejando la idea de armar proyectos a largo plazo con responsabilidad, confeccionar un buen equipo de trabajo, invertir, trabajar como tal y sumar para el equipo.

ovide2

El pádel tiene la particularidad de no ser individual y no ser un equipo, por eso es más difícil.

En otros deportes, el equipo empuja a levantar el nivel de los que en ese momento no rinden al 100%. Aquí en el pádel resulta más fácil echarle la culpa o justificar el mal resultado con la pobre actuación del compañero.

Lo primero que se tiene que pensar es:

  • He dado todo mi potencial?
  • Qué más podría haber hecho?
  • Ayude a mi compañero para que fuera mejor?
  • Me comporté como un buen compañero y lo respalde en todo momento?
  • Tuvimos un buen diálogo para afrontar los malos momentos o hubo solo “caras”, “gestos” o “silencios”?

Lamentablemente se escuchan otras frases como: “viste lo mal que jugó?”, “cómo pudo fallar esa que era tan fácil?” y de este estilo puedo citar más de 1.000.

Estoy convencido que quienes triunfan son los que forman grandes equipos con un objetivo claro y trabajando día a día al 100% para conseguirlo, sin excusas, sin culpas, sólo ayudando y colaborando para sacar lo mejor los dos.  Eso es ser un buen líder y tenemos ejemplos.

Ojalá esto sea un momento pasajero y se vuelva a creer en proyectos largos, trabajando con tranquilidad y confianza, dando lo mejor en cada entrenamiento. Sólo así se pueden conseguir los objetivos.

Un saludo!

www.rodrigoovide.com

* entrenador de Allemani-Silingo, entre otros profesionales

 

Más noticias

Socio Principal

Patrocinadores Premium

Patrocinadores Oficiales

Patrocinadores Técnicos

Proveedores