Una final de Challenger con sabor a Open

Pablo Lijó y Maxi Grabiel se medirán a Lahoz y a Victor Ruíz en la final del Villa de San Javier Challenger

Una final de Challenger con sabor a Open

El primer billete para la final del Villa de San Javier Challenger se lo jugarían dos parejas con ganas de hacer ruido en la recta final de la temporada. Por un lado, Rafa Méndez y Diego Ramos, soñaban con disputar una final tras un año marcado por duras disputas en las previas y buenos resultados y por otro, Victor Ruíz y Willy Lahoz, la mezcla perfecta entre veteranía e ilusión para intentar coronar el Challenger murciano. El partido comenzó abierto y la máxima paridad fue la nota dominante hasta el ecuador de la manga. Con 4-3 en el marcador y saque para Mendez y Ramos, Lahoz y Ruíz aprovecharían para abrir brecha con una rotura que se antojó definitiva. 6-3 para el murciano y el madrileño. En la segunda manga volvimos a ver una versión mejorada del revés español, Victor comenzó a ser definitivo en casi todos sus envíos y anuló la pegada y la potencia de Rafa Méndez. Esto, unido al control de Willy les sirvió para volver a brillar en una manga que se la anotarían con un 6-4, y de esta manera se colaron en la final del Villa de San Javier Challenger.

La segunda semifinal nos dejaría un duelo con sabor a Open. Dos parejas que saben lo que es estar entre las ocho mejores de los torneos más importantes del planeta y que se jugaban a espada una plaza en la gran final: Pablo Lijó y Maxi Grabiel vs. Lucas Campaganolo y Lucas Bergamini. Las dos primeras mangas fueron idénticas, eso sí, una cayó del lado del binómio hispano argentino y la otra para los brasileños. En la primera, Maxi y Pablo no dieron opciones a la pareja brasileña ya que a base de control, pegada y máxima efectividad se anotaron por la vía rápida el capítulo (6-1). Berga y Campa no querían abandonar su sueño de jugar una final en 2018 y su entrada en la pista cambió el sino del partido. El poderío de Campagnolo y la velocidad y astucia de Bergamini, dejó sin argumentos a Grabiel y Lijó, que pese a que lo intentaron no pudieron evitar el 6-2 a favor de la pareja de Clementi. El set definitivo comenzaría con un duelo de breaks y contrabreaks. Con 2-2 todo volvía a la normalidad y nadie quería perder su saque, eso sí, ninguna de las dos parejas lo ganaba con facilidad. De nuevo, Grabiel y Lijó conseguían un break y tras consolidar su saque, el luminoso lucía un 5-3 a su favor. Una ventaja que les daría el pase a la final con un 6-4 a la pareja hispano argentina.

Más noticias

Socio Principal

Patrocinadores Premium

Patrocinadores Oficiales

Patrocinadores Técnicos

Proveedores