Sol, playa y pádel, protagonistas de la jornada matutina de los dieciseisavos [Vídeo]

Un vibrante comienzo con la emblemática playa de Lummus Park como testigo de los duelos

Sol, playa y pádel, protagonistas de la jornada matutina de los dieciseisavos [Vídeo]

Se terminó la espera, por fin el Miami Padel Masters es una realidad. En el estreno del cuadro, la arena de Miami Becah, era testigo de los primeros pases a la ronda de octavos del primer Master de la temporada World Padel Tour.

En la pista 1 se veían las caras Antonio Luque y Ernesto Moreno Carrasco frente a Alejandro Galán y Juan Cruz Belluati, fueron estos últimos quienes marcarían la pauta del duelo al inicio, rompiendo de salida el saque de Luque y Moreno colocándose 2 a cero en el arranque. Una ventaja que ampliarían hasta colocarse con dos roturas de renta y saque para cerrar la manga (5-2) llegaba entonces una tímida reacción de Luque y Moreno que conseguían recuperar uno de los breaks, obligado a Galán y Belluati a cerrar el primer set con el servicio del madrileño. Finalmente se anotaban el primer episodio por 6-4 en menos de 40 minutos.

El segundo set, mantuvo la pauta fijada en el primero por Galán y Belluati, que dominaban a sus rivales rompiendo el servicio de Moreno y Luque antes de alcanzar el tercer juego. La pareja hispano argentina iba lanzada al partido, y en la segunda manga no daba ninguna opción a sus rivales a los que dominaron por un claro 6-1. Galán y Belluati estaban en la siguiente ronda.

 

La acción en la pista 2 comenzaba con el duelo entre Ignacio Gadea y Germán Tamame ante Víctor Ruiz Remedios y Gonzalo Rubio. Fueron estos últimos los dominadores de la primera manga, apoyados en el dominio de la red, la solidez de sus voleas y un mayor control de sus globos. En 36 minutos, el primer set caía de su lado por un marcador de 6-3.

Esa inercia positiva se mantuvo en el arranque del segundo set a favor de Rubio y Ruíz, que lograban de nuevo una tempranera rotura que les colocaba 3-1. Cuando parecían tener controlada la situación, llegaba la reacción de Tamame y Gadea que recuperaban lo perdido en el octavo juego para ponerse 4-4. Pero un contrabreak de Rubio y Ruíz los asomaba al partido y con 5-4 y servicio de Ruíz lograban finiquitar su pase a los octavos del Miami Padel Masters, por un marcador de 6-3 y 6-2 en menos de una hora y 20 minutos de partido.

 

En el segundo turno de la matinal en la pista 1, comparecían Cristian Germán Gutiérrez y Aris Patiniotis ante José Antonio García Diestro y Martín Sánchez Piñeiro. Los jugadores que entrena Leo Padovani comenzaron más fuertes que sus rivales dominando 4 de los cinco primeros juegos del duelo. Se asomaban los argentinos al primer set con un 4 a 1 a su favor. Una ventaja que supieron defender con éxito para cerrar el primer set por un global de 6-3.

En el segundo, una rotura de salida colocaba al puntano y al marplatense en el camino hacia los octavos. Esa ventaja supieron administrarla y gestionarla hasta el desenlace del set que llegaría tras poco más de una hora y 6 minutos de partido con su servicio cerrando el duelo con 6-4 y sellando así su billete para los octavos en Miami.

 

Un duro duelo aguardaba para el segundo turno en la pista 2 con el partido que medía a Pablo Lijo Santos y Jordi Muñoz frente Rubén Rivera y Gerard Company. Con 5-4 y resto, Lijó y Muñoz tuvieron hasta 6 bolas de set a su favor, pero Company y Rivera se defendieron como gato panza arriba dejando el 5 iguales tras diez intensos juegos. Se llagaba a una inevitable y de nuevo pareja muerte súbita que terminaría cayendo del lado de Lijó y Muñoz (7-6) tras casi una hora de duro encuentro.

Ese duro golpe de ceder la primera manga lo iban a acusar Company y Rivera en el comienzo del segundo set. Hecho que aprovecharon Muñoz y Lijó para lograr de salida una rotura que se les había resistido a lo largo de todo un set. Esa ventaja a postre sería suficiente argumento para que Lijó y Muñoz lograsen llevarse la segunda manga y el billete a los octavos con un 6-4 final en menos de una hora y cuarenta minutos.

 

Sin respiro, el tercer duelo de la central pedía paso con el enfrentamiento entre Aday Santana y Álvaro Cepero ante Matías Nicoletti y Salvador Oria Ortega. Otro encuentro que estuvo marcado en el primer set por una tremenda igualdad. En el decimosegundo juego, Cepero y Santana vieron abierta al resto la posibilidad de llevarse el primer set, pero los hombres de Horacio Álvarez Clementi dejaron pasar hasta cuatro bolas de break, lo que abocaba al primer set a la muerte súbita. En el tie break, el set terminaría cayendo del lado de Oria y Nicoletti que tomaban la delantera en el duelo (7-6)

El jerezano y el canario reaccionaban de salida en la segunda manga, logrando un break y consolidando la rotura para adelantarse por 2 a cero. Una renta que defendieron con solvencia para abocar el partido al tercer set, tras ganar el segundo episodio por 6-4

Cepero y Santana habían dado con la tecla, y aplicaron esa receta en el tercer y definitivo set. Una postrera manga que arrancaría con rotura y con un ajustadísimo final a favor de Santana y Cepero que cerrarían el duelo por 6-4 obteniendo el pasaporte a los octavos de final del primer Master de la temporada.

El penúltimo duelo programado en la pista dos citaba a Adrián Blanco Antelo y Diego Ramos ante Antonio Fernández Cano y Diogo Rocha. Iba a ser la dupla hispano uruguaya la primera en iniciar las hostilidades rompiendo el saque de sus rivales en el quinto juego. Una rotura que recuperaron Pincho Fernández y Rocha en el octavo, para volver a perderla con un contra break en el noveno. Así y tras 38 eléctricos minutos Blanco y Ramos se llevaban el primer set con su servicio por 6-4.

Poco hacía presagiar la fulgurante reacción en la segunda manga de Fernández y Rocha que se anotaron los primeros cinco juegos sin contestación por parte de sus rivales. La manga finalmente caería del lado del binomio hispano luso por 6-1 cuando aun no se había cumplido la hora de choque.

Esperaba un dramático desenlace en el tercer set, con un tie break bajo un sol de justicia, que se anotaban Pincho Fernández y Diogo Rocha después de casi una hora y cincuenta minutos.

El penúltimo pasaporte a los octavos en la calurosa mañana de Lummus Park, se lo llevaban Gabriel Reca y Javier Concepción tras derrotar a Eduard Bainad y Francisco Gomes. Un comienzo arrollador de la dupla hispano argentina los llevaba a dominar con mucha autoridad el primer set, que cerraban con un claro 6-1. En el segundo, Bainad y Gomés plantaron batalla y tras remontar un break en contra, obligaron a Reca y Concepción a pelear la manga hasta la muerte súbita, donde los pequeños detalles les daban el pase a la siguiente ronda (7-6) en una hora y un minuto de partido.

 

La última plaza de octavos que iba a entregar la jornada matinal salía el choque entre Javier Escalante y Toni Bueno ante Adrián Allemandi  y Federico Quiles. Serían los jugadores que entrena Rodrigo Ovide los que iban a imponerse en el primer episodio del encuentro, con un global de 6-3. Bueno y Escalante no estaban dispuestos a seguir el guión que apuntaba el partido y en el segundo set llevaban la duda al lado de sus rivales a los que lograban romper el servicio para colocarse con un 4-1 rumbo al tercer set del encuentro. El segundo set caía del lado del binomio hispano argentino por 6-3.

Para la última y definitiva manga se vino una reacción de Quiles y Allemandi, dominando los tres primeros juegos del tercer set. No hubo sorpresa posible de Escalante y Bueno que terminaron sucumbiendo a la pegada de la pareja argentina por el mismo resultado de las anteriores mangas 6-3

Más noticias

Socio Principal

Patrocinadores Premium

Patrocinadores Oficiales

Patrocinadores Técnicos

Proveedores