Lucía y Bea revolucionan el Adeslas Madrid Open

Eliminan a las número 1 en una locura de partido a tres sets

Lucía y Bea revolucionan el Adeslas Madrid Open

Uno de los enfrentamientos más esperados de esta temporada llegaba en las semifinales del Adeslas Madrid Open 2021. Un cara a cara entre dos jugadoras que habían formado pareja durante cinco años, y este separaban sus caminos. En un lado de la pista, Gemma Triay junto a Alejandra Salazar, las número 1 del mundo. En el otro, Lucía Sainz de la mano de su nueva compañera, la jovencísima Bea González.

La dificultad por buen recaudo el servicio iba a ser la tónica dominante del primer episodio y tras ese intercambio de breaks, llegaban empate al décimo juego. Entonces, Gemma y Alejandra iban a desplegar todo su potencial y aprovechaban a la perfección sus opciones para cerrar con un 7-5 la primera manga tras una hora de juego.

En el arranque del segundo, ambas duplas conseguirían defender con claridad su saque. Aunque en el cuarto juego, con un nada 40, Ale y Gemma desaprovechaban la oportunidad de hacer el primer break, en el sexto no iban a fallar. Salazar y Triay ponían el 4-2 a su favor en el marcador. Una renta que no iban a ser capaces de mantener, y en el siguiente, recuperaban lo perdido Bea y Lucía. Hasta 4 bolas de partido desaprovechaban desde ese momento las chicas de Rodri Ovide, y solo el tie break iba a ser capaz de dictar sentencia. Entonces, mucho más decisivas Sainz y González, empataban la contienda con un 7-2.

El tercer set, el del desempate, se convertiría en una carrera de fondo, en una lucha de titanes. Con serias dificultades conseguían ambas parejas avanzar sin breaks en la manga. Hasta que en los últimos compases, el partido se convertía en una auténtica locura. Entonces, una Bea imperial, resultaba clave para que junto a Lucía Sainz, se llevasen el partido más emocionante del torneo hasta el momento con un 7-5 en el tercero.

Más noticias

Socio Principal

Patrocinadores Premium

Patrocinadores Oficiales

Patrocinadores Técnicos

Proveedores