La revancha tendrá que esperar

Paquito y Lebrón se clasifican para la final del Logroño Open tras vencer a Bela y Lima por 6-3,7-6

La revancha tendrá que esperar

Arrancaba la mañana de semifinales en el Palacio de los Deportes de La Rioja con el plato fuerte de la jornada. Con la revancha de Marbella. Se reencontraban en la pista Pablo Lima y Fernando Belasteguín, con Paquito Navarro y Juan Lebrón. El primer duelo de la temporada entre las dos parejas, sirvió para que el Lobo y Paquito lograsen su primera final, tras vencer a los número dos del mundo en las semis del Cervezas Victoria Marbella Master. Tres semanas después, el objetivo iba a ser el mismo y los protagonistas, también... la emoción estaba asegurada.

Intratables comenzaron el duelo los de Siorilli, agenciándose los dos primeros juegos sin ceder tan siquiera un punto. Pero reaccionaron los andaluces, con el apoyo total de la grada del Palacio, y le dieron la vuelta al marcador en los siguientes con un Paquito estelar y un Lebrón que comenzaba a dejar destellos de su mejor versión. Aunque llegaron a recortar distancias Bela y Lima, era demasiado tarde, y los de Ramiro Choya iban a cerrar esa primera manga con un 6-3.

El segundo episodio comenzaría de la misma manera que el inicial, con el argentino y el brasileño asumiendo el mando. Se colocaron por delante desde el primer juego, pero la igualdad en el 20x10 era tal que los siguientes iban a repartirse entre ambas parejas. Un auténtico espectáculo el que disfrutó Logroño en este segundo capítulo, que terminó en el tie-break. Hasta 6-0 se colocaron los de Choya en el desempate, y aunque apretaron los número 2, finiquitaron el partido Navarro y Lebrón, que ya están en su segunda final. La revancha tendrá que esperar.

Más noticias

Socio Principal

Patrocinadores Premium

Patrocinadores Oficiales

Patrocinadores Técnicos

Proveedores