Estreno sin fisuras de los primeros favoritos en Gran Canaria

La matinal de octavos no deparó ninguna sorpresa. Stupa y Cristian se exhiben en su primer partido tras ganar en Mijas

Estreno sin fisuras de los primeros favoritos en Gran Canaria

Arrancaron los duelos por estar en la ronda de las ocho mejores parejas del Gran Canaria Isla Europea del Deporte 2017 Open. El duelo encargado de inaugurar la jornada de octavos de final en el Gran Canaria Arena, corría a cargo de Gonzalo Díaz y Luciano Capra frente a Maxi Grabiel y Ramiro Moyano. Dos parejas que se conocen a la perfección y que trasladaron esa experiencia pretérita a la pista ofreciendo un primer set de alto voltaje. Con un Godo Díaz muy entonado, un break en el cuarto juego los ponía en el camino al set. Pero con 5-4 y su saque para llevarse la primera manga llegaba la reacción de Grabiel y Moyano conseguían forzar el tie break. En la muerte súbita, los platenses conseguirían recuperar un 3-0 para anotarse el primer episodio del encuentro (7-6), transcurrida una hora de intenso partido.

Godo y Lucho cambiaron el ritmo del partido en el segundo set. Un cambio que no sólo modificó la velocidad del duelo, sino también el rumbo del mismo. La segunda manga caería por un global de 6-2 transcurrida una hora y media de encuentro. Moyano y Grabiel no lograban encontrar el buen feeling en la pista del final del primer set. De hecho, el tercer set, volvía mostrar la versión más eficaz de Godo y Lucho. Con el quilmeño Capra desplegando su entrega en toda la pista, quedaba abierta la puerta de nuevo al talento de Godo Díaz, que dejó sobradas muestras de esa mano prodigiosa, un 6-3 en el tercero, tras dos horas y trece minutos colocaba en cuartos a esta pareja que sigue en gran momento.

Para el segundo turno de la matinal, llegaba el momento de Matías Nicoletti y Gonzalo Rubio frente a Miguel Lamperti y Juan Mieres. El estreno en el torneo de la pareja número cuatro del ranking mundial estuvo marcado por los enormes problemas que les plantearon Nicoletti y Rubio. La pareja hispano argentina marcó el ritmo gracias al control de Nicoletti y a la exhibición de pegada de Rubio. Pero dos competidores como Mieres y Lamperti supieron mantenerse en el set para resolver en un igualado tie break (7-6). Ese golpe anímico lo acusaron Nicoletti y Rubio, que veían como la pegada de Lamperti y la solidez excelsa en la volea de Mieres, se tornaban en argumentos muy difíciles de contrarrestar. De hecho, en poco más de 34 minutos de la segunda manga, los jugadores dirigidos por Gustavo Pratto, se asomaban a cuartos con un 5-2 a su favor. El pase a cuartos quedaba confirmado con un 6-3 que confirma la progresión tras su tercer torneo juntos del binomio de Bahía Blanca.

Para el tercer partido de la sesión Federico Quiles y Marcello Jardim medían el momento de forma de los últimos ganadores del Mijas Open Franco Stupaczuk y Cristian Gutiérrez. No quedó lugar a la duda, el momento de juego de los hombres que dirige Carlos Pozzoni es excelso. Con un Cristian Gutiérrez soberbio en el control de juego desde la derecha y con un Franco Stupaczuk imperial sobrevolando toda la pista, el primer set caía del lado de la pareja argentina por 6-1 en menos de 28 minutos. Para el segundo set, seguía arreciando el vendaval de pádel del chaqueño y el marplatense. Poco podían hacer Quiles y Jardim ante la solidez de sus rivales, que defendían con soltura su servicio poniendo en jaque el ajeno constantemente. Pese a bajar ligeramente el ritmo de juego, ni Quiles ni Jardim encontraron la fórmula para controlar el juego de sus oponentes que cerrarían el partido en una hora y 12 minutos con un 6-2 que demostraba que no están entre los favoritos del cuadro por mera casualidad.

La sesión matinal iba a despedirse con un duelo más que atractivo entre Maxi Sánchez y Matías Díaz frente Alejandro Ruiz y Sebastián Nerone. Un comienzo duro, igualado e intenso con un primer juego de casi 20 minutos hacía presagiar una lucha pareja hasta el final de la manga. Nadie daba su brazo a torcer. Hasta que llegó el quinto juego, donde Mati y Maxi dieron con la clave para hacer daño a sus rivales. Imponiendo su volea a en los choques y manejando con más precisión los envíos en paralelo, los jugadores de Severino Iezzi lograron un break, para ponerse en ventaja. El set de nuevo acabaría con break para la pareja número 3 del mundo, que en 58 minutos tomaba ventaja alzándose con el primer set 6-3. Para el segundo, Nerone y Ruíz fueron capaces de mantener el pulso algunos juegos más, hasta el séptimo, donde de nuevo una rotura abría las puertas de los cuartos para Mati y Maxi que con otro 6-3 inscribían su nombre en la ronda de las ocho mejores parejas del torneo.

 

Más noticias

Socio Principal

Patrocinadores Premium

Patrocinadores Oficiales

Patrocinadores Técnicos

Proveedores