Belluati y Lebrón terminan con la rebelión Tapia-Jardim

Los chicos de Iezzi avanzan a semifinales tras una exhibición de los cuatro jugadores

Belluati y Lebrón terminan con la rebelión Tapia-Jardim

Los cuartos de final masculinos del Estrella Damm Catalunya Master, tomaban la pista central con un duelo más que atractivo entre Juan Cruz Belluati y Juan Lebrón se enfrentaban a Marcello Jardim y al jovencísimo jugador argentino Agustín Tapia. Una lucha sin cuartel por llegar a la instancia de las cuatro mejores parejas del torneo. Un choque que arrancó con una tremenda paridad. Ambas parejas se aferraron con fuerza a su servicio, trasladando la lucha por el control del ritmo y la red. Ninguna de las dos parejas conseguía desequilibrar el duelo. A cada acción imposible de Tapia, llegaba una respuesta no menos estética de Lebrón. Un ida y vuelta de potencia, velocidad y repertorio inagotable de tiros cada vez más osados. Tendría que ser el tie break el que dictase sentencia en la primera manga. En el desempate, los pequeños detalles, la precisión y el arrojo mostrado por Juan Lebrón daban su fruto inclinando la balanza (7-6) a favor de los jugadores que dirige Severino Iezzi.

Pero Tapia y Jardim ya habían demostrado a lo largo del torneo que lo suyo es ir de menos a más. Y tras el varapalo de ceder la primera manga, la dupla brasileño-argentina conseguiría quebrar en el segundo juego del tercer episodio. Pero perdieron esa renta en el tercero con Lebrón y Belluati controlando mejor sus errores no forzados. Lebrón crecía en su confianza y Belluati se atrevía a dar un paso al frente en busca de la red. Tres juegos seguidos sumaron de forma consecutiva para ponerse 3-2 arriba.

Llegaba el momento para el protagonismo de un excelso Belluati, el de Liniers puso la guinda a un partido mágico en defensa y en ataque con un recital de voleas, dejadas y control de su zurda. Así llegarían dos nuevos breaks que ponían 5-2 a Lebrón y Belluati a las puertas de su primera semifinal como pareja. Tapia y Jardim demostraron que además de calidad, tienen un espíritu competitivo a prueba de todo. E l trabajo de Marcello y la fe de un Tapia de nuevo efervescente recuperaban lograban anotarse cinco juegos de forma consecutiva para llevar el duelo a un tercer set de cuchillo entre los dientes 7-5. En el tercer set, Tapia y Jardim lograban ponerse al frente aprovechando las dudas que se apoderaban de Lebrón y Belluati quebrando en el segundo. Una renta que no duraría un suspiro porque la dupla hispano argentina lograba recuperar la rotura. Un final de capítulo no apto para cardíacos en la central. El duelo, ya candidato de largo a mejor choque del torneo, veía como Lebrón y Belluati conseguían un break que amenazaba con, está vez sí, dictar sentencia. Nada más lejos de la realidad, sobre todo cuando al otro lado de la red, un imberbe y talentoso jugador llamado Agustín Tapia, su sello consta en el contra break del octavo. Ocho juegos y 4 de cada lado, casi tres horas de duelo y un épico final en marcha. Y así fue, los de Iezzi consiguieron consolidar su saque y romper el de los rivales. Un partido mágico que finalizó con un 6-4 de Lebrón y Belluati. El público terminó en pie alentando a los cuatro gladiadores del primer partido de cuartos.

 

Más noticias

Socio Principal

Patrocinadores Premium

Patrocinadores Oficiales

Patrocinadores Técnicos

Proveedores