La educación como base

La educación como base

Cuando tengo la oportunidad de entrenar un jugador, la primera pregunta que me hago siempre es si se trata de una persona que encaja con mi filosofía de ver la vida y entender el deporte.

Para mi es fundamental que ambas preguntas tengan una respuesta afirmativa, ya que van a ser la base del trabajo posterior.

Me es mucho más sencillo, trabajar con jugadores que en su vida personal son educados, disciplinados, afectivos, puntuales y ordenados.

Estos son valores que considero fundamentales y que desde mi punto de vista permiten un aprendizaje más rápido y fluido en el jugador y que de reproducirse en el ámbito deportivo, forman una persona íntegra y con unos valores altamente apreciados por el resto de la sociedad.

Creo, que los entrenadores no nos debemos limitar a enseñar a un jugador un golpe o una situación táctica, sino que tenemos que ser una referencia ante las dudas o dificultades que un profesional va encontrando a lo largo de su trayectoria.

Esta teoría es mucho más evidente cuánto más jóvenes son los jugadores.

Me encanta que mis jugadores ganen!!, siempre que esos triunfos vayan acompañados de una buena educación.

Si se cumplen esas dos premisas me siento feliz de poder contribuir al crecimiento personal y deportivo del jugador.

Socio Principal

Patrocinadores Premium

Patrocinadores Oficiales

Patrocinadores Técnicos

Proveedores