Marta y Ariana vuelven a irrumpir en las semifinales de un Open

Vencen a Patty Llaguno y Eli Amatriaín en un duelo que rozó las tres horas de duración

Sánchez-Ortega 6-2/4-6/6-4 Llaguno-Amatriaín

 

En la pista central la repetición de la final del Santander Open con Elisabet Amatriaín y Patricia Llaguno midiéndose a Ariana Sánchez y Marta Ortega. Un choque de poder a poder, que arrancaba con Marta y Ariana quebrando de salida el saque de sus oponentes. Ari Sánchez se mostraba muy atrevida en sus tiros y a Patty y Eli les costaba encontrar el remedio para manejar un ritmo de bola más propicio. Esa pequeña renta del comienzo la supieron defender Marta y Ariana que volvieron a encontrar un momento donde hacer daño al resto. En el séptimo, la velocidad de bola avivada por Marta y Ali volvía a quebrar el saque de sus rivales para asomarse al set con su saque y 5-2 en el marcador. No les tembló el pulso a las ganadoras del Santander Open que con su saque cerraban el set por 6-2 exhibiendo muy buenas sensaciones sobre la pista del San Pablo.

En la segunda manga, se repetía el comienzo de la primera, Marta y Arina sin fisuras y logrando otro break de salida a base de potencia, arrojo y velocidad. Una apuesta en forma de vendaval de pádel que no encontró respuesta en los 4 primeros juegos del segundo episodio. Esos dos breaks parecían determinar la suerte del partido, pero ahí emergió ese espíritu indomable de dos luchadoras como Patty y Eli que conseguían sumar cuatro juegos seguidos recuperando  los dos saques perdidos. El partido se ponía 4-4 y llegaban los nervios al lado de la red ocupado por la madrileña y la reusense. Un punto de inflexión que destapó las virtudes de las jugadoras de Neki Berwig que se anotaban los dos juegos siguientes para llevar el duelo a la tercera manga 6-4.

Con las dos horas de encuentro más que superadas, llegaba la reacción de Marta y Ariana que conseguían salir del estado de shock en el que habían entrado para dominar con break los dos primeros juegos del tercer set. Sin embargo Llaguno y Amatriaín volvían a equilibrar el duelo merced a la irrupción de una Amatriaín excelsa en la definición, la defensa y las voleas de revés en la red. Con un 2-2 el duelo entraba en un tramo épico y con tintes dramáticos. En el noveno juego, Marta y Ariana asestarían el golpe definitivo al partido con un break que las colocaba con 5-4 y su servicio. De nuevo las jóvenes jugadoras no fallaron y tras dos horas y 42 minutos de duelo, cerrarían el encuentro con un 6-4 que abría las puertas de las semis para las ganadoras de un Open más jóvenes en la historia del circuito.

Más noticias

Patrocinador Oficial

Patrocinadores Premium

Patrocinadores Técnicos